Hace un par de meses se me ocurrió presentarme para hacer el taller der de yoga que solíamos hacer en estas fechas ( la profesora que lo había hecho hasta entonces se había jubilado). Fue un impulso….¡después el mundo se me vino abajo! Yo soy practicante de yoga ( siempre que puedo y la vida diaria me lo permite) y he realizado los cursos de yoga en la educación del RYE y el curso del CESIRE.

Hace un par de meses se me ocurrió presentarme para hacer el taller der de yoga que solíamos hacer en estas fechas  ( la profesora que lo había hecho hasta entonces se había jubilado). Fue un impulso….¡después el mundo se me vino abajo! Yo soy practicante de yoga ( siempre que puedo y la vida diaria me lo permite) y he realizado los cursos de yoga en la educación del RYE y el curso del CESIRE.  Además hago algunas pequeñas incursiones en mis clases y pongo en práctica algunas de las técnicas y formas de trabajar que he aprendido en estos cursos, pero no me veía capaz de realizar una sesión de yoga íntegra ( 2 horas). Telefoneé  enseguida a mi “profesora de yoga” y aceptó ayudarme.

Durante este tiempo he aprendido muchas cosas diversas; desde cómo se estructura una clase de yoga, qué aspectos se deben de trabajar atendiendo a la edad de los alumnos, cuáles son los asanas que se deben utilizar  y de qué manera y muchísimas cosas más que se me escapan.

Unos días antes del taller me entró el miedo escénico y hablé con mi profesora y quedamos que lo haría ella y yo la ayudaría. Entonces entendí la sabiduría de mi “profe” y la perspectiva yóguica que ella tenía y que  a mí me quedaba por aprender.

El día en cuestión llegó y la experiencia fue positiva, muy positiva. Al comenzar estaba nerviosa, poco a poco me fui sintiendo integrada y los alumnos de segundo de ESO respondían bien. Algunos de ellos ya habían hecho algunas cosas en clase conmigo, la experiencia les gustó mucho.  Les impactó que detrás del yoga hubiese una filosofía de vida interesante y muy diferente a lo que ellos imaginaban. También disfrutaron la sensación de tranquilidad que experimentaron y les impactó lo difícil que resulta hacer una postura bien hecha.

En cuanto a mí , la experiencia fue interesante y gratificante y aprendí muchas cosas en vivo. Hay muchos aspectos que en la teoría se escapan y hasta que no lo ves en directo no sabes cómo reaccionar o reaccionarás. Errores que cometemos simplemente por el hecho de aprender. Errores  que tienen su raíz en los nervios o por la ignorancia. También surgen hechos i/o situaciones que no teníamos  previstas o estratégias que no resultan como habíamos pensado en un primer momento. Por todo ello  creo  que el acompañamiento de la persona que compartió conmigo el taller (la “profe”) y su saber hacer  fueron fundamentales para que mi experiencia fuera tan positiva. Creo que el próximo curso lo volveré a probar….

Teresa París

Una aprendiz

(la “profe” es Eulàlia Muños, ex-presidenta y formadora RYE)

Entradas recientes
13/05/2018
Yoga en el aula de Educación Física. IES Ramon Llull de Palma de Mallorca Los adolescentes son un reto excitante. Me inquietaba la idea de ofrecerles algo que les interesara. Ésta es una etapa en la que se cuestiona todo y en la que la intensidad mental y emocional son…
08/05/2018
El programa "L'Art d'Educar" de Radio Falset ha entrevistado a Dolors Garcia Debesa, presidenta de RYE España que ha hablado sobre los beneficios que aporta la aplicación del yoga en el aula.
02/05/2018
Yoga en el aula, una semilla que crece... Taller de técnicas de yoga en el aula de idiomas en la EOI de Viladecans.
Todas las entradas
Comentarios
No hay comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>